Descartes 466 Int. A, Col. Villa Universidad, C.P. 80010 Culiacán, Sinaloa, México
+52 (667) 753-1584


Culiacán, Sin. México, DF.

¿Y si una dieta sin gluten no es suficiente para los celiacos?

celiacos_claima20160604_0112_28El tratamiento del síndrome celiaco parece sencillo. Como lo que daña a estas personas es el gluten – una proteína presente en la cáscara de ciertos cereales – basta con dejar de consumirlo. Pero parece que no es suficiente. Un estudio reciente demuestra que un 20% de niños celiacos que siguen una dieta libre de gluten siguen sufriendo los daños asociados a la enfermedad.

Antes de continuar, hace falta aclarar un factor importante sobre la celiaquía, algo que la gente que no tiene un celiaco cercano desconoce. No se trata de una alergia alimentaria, si no de una enfermedad autoinmune. La diferencia es importante y compleja. Pero por explicarlo de manera sencilla, digamos que el daño que sufren los celiacos por culpa del gluten es mayor y más permanente que el que sufren los alérgicos.

De hecho, los celiacos sufren enteropatía. Regiones de su intestino quedan dañadas y dejan de cumplir correctamente su función, que es la de absorber los nutrientes de la digestión. Esto provoca molestias y dolores, además de síntomas asociados a una nutrición deficiente.

Para poder diagnosticar a un paciente como celiaco, se le realizan distintas pruebas. La principal, la que realmente determina si existe la enfermedad o no, es una biopsia. Generalmente acompañada de una endoscopia. Ambas pruebas son bastante invasivas, e incómodas.

Una vez que existe el diagnóstico, los pacientes tienen que llevar una dieta libre de gluten – que, por cierto, resulta bastante cara en general. A partir de ese momento el seguimiento de la enfermedad se realiza por vías menos dolorosas para el celiaco, como análisis de sangre – de anticuerpos de inmunoglobulinas (IgA tTG) – y otros métodos indirectos. Recordemos que muchos de los pacientes celiacos son niños. Y si nunca es agradable una prueba invasiva, menos aún para un menor.

Bien, pues aquí es donde empieza el problema. Muchos pacientes, después de llevar una dieta sin gluten, siguen sufriendo los síntomas de la enfermedad, las molestias y dolores abdominales entre otros. Pero los resultados de las pruebas en sangre no detectan nada.

Para entender esta situación se puso en marcha el estudio que ha dado lugar al artículo del que estamos hablando.

Lo primero que hicieron los investigadores fue determinar el seguimiento de una dieta sin gluten. Necesitaban que los pacientes estudiados fuesen rigurosos en cuanto a la alimentación. En concreto, que fuesen capaces de evitar la contaminación cruzada, la presencia de gluten proveniente de alimentos de personas “sanas” que viviesen con ellos – por ejemplo, por utilizar la misma cuchara para remover la pasta sin gluten y aquella que la lleva y situaciones similares. Y que hubiesen adoptado dicha dieta al menos dos años y medio antes del estudio.

Una vez tuvieron a los pacientes adecuados, pasaron a analizar tanto la sangre como los tejidos. Por desgracia, no pudieron evitar tomar biopsias ni realizar endoscopias. Y aquí es donde aparecieron los resultados preocupantes.

Uno de cada cinco niños y niñas del estudio seguían presentando enteropatía a pesar de llevar al menos dos años y medio sin consumir gluten. Lo que de por sí ya es mala noticia, pues siguen sufriendo la enfermedad. Pero lo más preocupante es que los resultados de las pruebas indirectas – como las de sangre – no se relacionaban con las biopsias.

Vaya, que los niños con enteropatía que tenían pruebas negativas en sangre eran casi tantos como los que presentaban resultados positivos en los métodos indirectos. La única manera de determinar si seguían sufriendo las consecuencias era con los métodos dolorosos e invasivos.

Esto no significa que todos los celiacos deban pasar por el sufrimiento de las biopsias y endoscopias de manera periódica. Lo que deja claro es que aún queda mucho por conocer sobre la enfermedad celiaca, y que no todo lo que creíamos saber era cierto.

Regresar

Leave a reply